Armenia y Azerbaiyán se acusan de violar el alto el fuego

Armenia y Azerbaiyán se acusaron mutuamente hoy de haber vulnerado el inicio de la tregua pactada ayer con la mediación de Rusia en la región separatista de Nagorno Karabaj, en cuya capital, Stepanakert, bajo control de los separatistas armenios, cayeron en la noche de este sábado bombas azerbaiyanas.

Se escucharon siete fuertes explosiones, que hicieron temblar el suelo en toda la ciudad. Inmediatamente después de esta salva, las sirenas de alarma sonaron durante varios minutos, llamando a los habitantes a resguardarse en sótanos y refugios.

La ciudad quedó después en un silencio y oscuridad completos, según reportó la agencia de noticias AFP.

Estos bombardeos se produjeron a pesar del alto el fuego acordado en la madrugada entre Armenia y Azerbaiyán, que teóricamente había entrado en vigor a mediodía, y negociado con la mediación de Rusia tras dos semanas de intensos combates por la región separatista de Nagorno Karabaj.

Ambos bandos se acusaron más temprano de haber violado esta tregua en la línea de frente. Pero la situación había estado relativamente tranquila en Stepanakert, blanco de bombardeos regulares, en especial de disparos de cohetes, desde hace dos semanas.

Más temprano, las potencias mediadoras albergaron alguna esperanza de encontrar caminos para una solución pacífica del conflicto al ver que el nivel de enfrentamientos era menor, pero fue sólo por unas horas.

Compartir