Así nació la Asociación de Fútbol Indígena

La Pandemia reciente provocada por Coronavirus desveló y rebeló una serie de múltiples necesidades y desigualdades poca antes vistas ante un país paralizado. Situación que alarmo a toda la población, en diferentes niveles – algunos más y en otros menos -, entre los menos se encuentran los pueblos Indígena.

Ellos viven en aislamiento constante por diversos motivos, algunas veces por términos de distancia de centros urbanos y otras por la desidia y la exclusión del diseño de políticas públicas que los alcance de modo genuino y no mezquino.

Las comunidades indígenas, en particular las mujeres y los niños, suelen verse afectados de manera desproporcionada por las epidemias y otras crisis. Ellos tienen casi tres veces más probabilidades de vivir en la extrema pobreza que los no indígenas, independientemente de la región donde habiten, sea en zonas rurales o urbanas e incluso en fronteras internacionales.

Además de la pobreza y el estado de salud subyacente, muchos pueblos indígenas viven en comunidades aisladas o remotas, donde los servicios de atención de la salud son difíciles de alcanzar y tienen capacidad limitada o simplemente no existe. También son custodios de una gran riqueza de conocimientos y prácticas tradicionales, lenguas y culturas, que incluyen respuestas a las crisis probadas a lo largo del tiempo.

Dado la situación actual la Asociación de Futbol Indígena (AFI) pionera en el país, se propone llevar adelante por medio del futbol la integración plena de las comunidades. “Buscamos en el deporte más precisamente en el futbol un denominador común como excusa subyacente y vector integrador para fomentar la participación y el desarrollo de las comunidades aprovechando la evolución y la diversidad que se ha incorporado al ámbito del futbol en las últimas décadas.

El avance significativo de integración e inclusión para aquellas personas que vivieron el proceso de ser simple espectadores y aficionados a plenos protagonistas, el futbol femenino, el futbol para personas no videntes, son grandes ejemplos vivos de ello y de la evolución del futbol a un deporte inclusivo y universal. En este sentido las comunidades indígenas no escapan a tal dimensión y lo han incorporado como un deporte tradicional y de creciente dinamismo” señala el Dr. .Juan Gómez, Presidente de la AFI.

En palabras del Secretario de la Asociación, Emanuel Gómez Melé, “La AFI se conformó por la sumatoria de voluntades de diferentes comunidades, y con la responsabilidad y el compromiso de otros actores de la sociedad civil, no indígenas, unidos en pos de implementar y desarrollar un modelo inclusivo sistematizado basado en apoyos deportivos y culturales como constructo social que favorezcan el desarrollo humano integral de las comunidades indígenas de Argentina”.

Compartir