Automivilismo – TC: Toyota revoluciona la competencia

Comenzó el 81er. Campeonato Argentino de Turismo Carretera y el Toyota Camry hizo su irrupción.

Aunque ya se pudo ver en su presentación a mediados de diciembre último y en las pruebas que la ACTC realizó en los autódromos de Rafaela y Paraná en los últimos días de enero para conocer el funcionamiento del nuevo modelo, este fin de semana en la capital de Río Negro fue el estreno oficial.

La construcción del auto se hizo sobre la silueta del Camry –mismo auto que utiliza Toyota en el Top Race y con el que Rossi fue bicampeón en 2019 y 2020– manteniendo la originalidad en el parabrisas, las puertas, la luneta y la parte trasera, el resto de la estructura es tubular, como las de los Ford, Chevrolet, Dodge y Torino, que se fabrican sobre las matrices de los respectivos modelos en Talleres Jakos. Precisamente, al Camry se lo construyó sobre una de un Toro. Luego, al igual que las otras marcas, continúa el proceso de carrozado y del armado interior del auto.

Debido a su mayor inclinación del parabrisas (como todo coche nuevo) y a la mejor armonía de sus líneas traseras, el área técnica debió trabajar para no quedar desbalanceado con los otros cuatro modelos, especialmente en la distribución de las cargas aerodinámicas. En cuanto a la motorización, que estará a cargo de Rody Agut, los Camry contarán con un multiválvulas Cherokee de 3210 cc, el mismo que usan los Torino y los Dodge, con la medida de compresión 10,5: 1. La potencia estimada es de 450 CV.

El ingreso de Toyota es un cambio significativo en la historia moderna del TC, sin dudas. Es una incorporación que no pasará inadvertida, la cual divide las aguas y que, probablemente, inste a otras terminales a querer sumarse a la categoría y marcar, como en el 1964 con el Chevitú, el inicio de una nueva era en los autos de la categoría más antigua del mundo.

Compartir