China negó que su consulado en Houston haya robado información y advirtió sobre represalias

China negó que su consulado de Houston haya robado propiedad intelectual o información de empresas, un día después de que Estados Unidos ordenara el cierre de la sede diplomática, una medida que profundiza las crecientes tensiones bilaterales y por la que el gigante asiático reiteró que habrá represalias.

Apenas unas horas después, el Gobierno estadounidense anunció la detención de tres ciudadanos chinos y acusó a un cuarto de esconderse en el consulado de esa potencia asiática en San Francisco. Además, argumentó que los investigadores – a los que la prensa calificó como presuntos hackers -, no habían revelado sus conexiones con el Ejército de su país de origen.

“Cuatro personas han sido recientemente imputadas por fraude en el visado en conexión con un plan para mentir sobre su estatus como miembros de las fuerzas militares de China mientras estaban en Estados Unidos participando en investigaciones”, informó en su página web el Departamento de Justicia.

“Estos miembros del Ejército de China presentaron solicitudes para visados de investigación, ocultando su verdadera afiliación con el Ejército de China”, señaló el fiscal general adjunto para Seguridad Nacional, John Demers, según se informó.

El vocero de la Cancillería china, Wang Wenbin, había acusado a Washington de violar “las normar básicas del derecho internacional” al dar la orden de cerrar el consulado de Houston, en el estado de Texas.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, había acusado a dos ciudadanos chinos de hackear servidores de empresas de 11 países para intentar robar datos de la vacuna contra el coronavirus y secretos de tecnología militar.

Compartir