China realizó maniobras militares alrededor de Taiwán que fueron objetadas por Estados Unidos

China inició sus más importantes maniobras militares en décadas alrededor de Taiwán, en una demostración de fuerza tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que Estados Unidos calificó de exageradas y decidió postergar una prueba de misiles para evitar una mayor escalada de las tensiones entre las dos principales potencias del mundo.

Pese a las advertencias de Beijing, que considera a Taiwán como parte de su territorio, la demócrata Pelosi hizo el miércoles una visita relámpago a Taipei, en la que aseguró que Estados Unidos “no abandonará” a la isla.

La reacción de China a lo que consideró una “provocación” estadounidense incluyó ejercicios marítimos y terrestres con munición real, entrenamientos de combate aéreo con la participación de armas avanzadas, incluidos aviones de combate furtivos J-20 y DF-17 y misiles hipersónicos.

Estados Unidos sostuvo que se trató de una “reacción exagerada” y decidió aplazar una prueba de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) prevista en los próximos días “para evitar una mayor escalada de las tensiones”, afirmó un portavoz de la Casa Blanca, John Kirby.

“En un momento en que China realiza ejercicios militares desestabilizadores alrededor de Taiwán, Estados Unidos se comporta por el contrario como una potencia nuclear responsable, reduciendo el riesgo de errores de cálculo”, señaló.

Las maniobras, que empezaron al mediodía local y se extenderán hasta el domingo, incluyeron “disparos de misiles convencionales” hacia las aguas de las costas orientales de Taiwán, indicó Shi Yi, un portavoz de las fuerzas militares chinas.

Compartir