Copa Sudamericana: Independiente perdió 2 a 1 a Ceará

Independiente perdió 2 a 1 a Ceará por la Copa Sudamericana.

Independiente mostró mucha actitud y empuje conducidos por las corridas de los delanteros Togni y Benegas, quienes recorrieron metros de ida y vuelta, bien acompañados por la claridad conceptual del colombiano Andrés Roa, más el esfuerzo de Romero y Blanco.

Al minuto de iniciado, Soñora metió un preciso pase profundo que encontró a Togni con varios metros por delante para llegar al arco y el punta le pegó desde afuera, pero su remate salió apenas arriba del travesaño.

Ceará buscaba lastimar con la velocidad de sus extremos y laterales, pero dejaba distancias entre líneas, lo que fue aprovechado por un elenco de Independiente, agazapado.

El equipo brasileño pecaba de ingenuo para manejar la pelota y hasta dejaba espacios en su última línea. Así, a los 31′ minutos, Roa peleó y trabó un balón para la cesión de Benegas, quien metió un pase perfecto para Togni, que encaró a Joao Ricardo y definió cruzado al gol.

En el comienzo de la segunda parte, el equipo local adelantó líneas y fue al frente, sin muchas ideas, pero empezó a llegar, de a poco. A los 12′ minutos, entonces, el uruguayo Sosa evitó el empate con una tapada estupenda frente a Vina.

En el contexto de ese asedio continuo, el volante Romero metió la mano en un remate de Luis Otavio y el árbitro sancionó penal. El colombiano Mendoza lo cambió por gol para decretar la igualdad.

Y sobre los 21′ minutos., en un tiro de esquina, el uruguayo Sosa falló en el cálculo, le pifió al manotazo y dejó el balón a expensas de Zé Roberto, quien -apareado por Benegas- llegó para empujarla y mandarla a la red.

De allí hasta el final se invirtieron los roles: Independiente buscó adelantarse en el terreno pero ya no tenía la suficiente profundidad como para inquietar a un local que ya jugaba con diez, por la tarjeta roja que le exhibieron a Paraíba. El resultado no se modificó y el conjunto brasileño ganó el partido.

Compartir