El Draft de la NBA

Este evento, tiene como fin que las franquicias de la NBA elijan a basquetbolistas menores de 23 años que lleguen procedentes de distintas universidades norteamericanas o de ligas de otros países.

Los 30 equipos que tendrán la oportunidad de seleccionar a los jugadores en dos rondas.

Si bien el foco está puesto en sumar atletas universitarios y jóvenes a la NBA, lo cierto es que el objetivo inmediato para las franquicias, que en la temporada pasada no lograron clasificar a los Playoffs, es tener la oportunidad de quedarse con las mejores jóvenes promesas y así poder revertir su situación para el próximo año.

El orden de elección se basa en los resultados deportivos. Los 14 peores equipos de la última temporada van a la Lotería para definir cuál de todos comienza primero con la elección. Esta estrategia consiste en un sistema de porcentajes que se relaciona al desempeño en la cancha y tiene como fin evitar que una franquicia cometa el tanking (perder a propósito para tener más chances de elegir primero).

Pese a eso, la Lotería le da mayor probabilidad de quedarse con el mejor pick al último de la liga. Los restantes 16 conjuntos se ubican en orden descendente ubicándose el peor de los Playoff en el puesto 15 y el campeón de la NBA en el 30.

Cuando se inicie el Draft, que esta vez será virtual, las franquicias tienen cinco minutos para elegir en la primera ronda y dos en la segunda.

Los jugadores, una vez seleccionados, pasan a pertenecer a ese equipo, aunque para poder utilizarlos oficialmente deben, primero, arreglar un contrato. Para esto la NBA previamente determina una rookie scale, que es una escala de cuánto debe ganar cada jugador que es seleccionado de acuerdo a su lugar en la elección.

Compartir