El esquema Tarifario De Servicios de Luz y gas Para el 2022/2023

Se acordó un esquema tarifario de los servicios de gas y electricidad para el bienio 2022/2023 que, con criterios de justicia y equidad distributiva, incluirá la política de segmentación y no superará el nivel de los salarios, para lo cual convocará a una nueva audiencia pública a realizarse a fines de abril próximo.

Las nuevas revisiones abarcarán tanto a usuarios residenciales como no residenciales y contendrán las propuestas de exclusión si correspondiere, para lo cual se acordaron tres parámetros que son parte del texto del acuerdo con el organismo multilateral de crédito.

La cartera económica precisó a comienzos de la tarde que la segmentación para el bienio 2022-2023 contempla tres niveles.

El primero de ellos, el de usuarios que dejarán de ser beneficiarios del subsidio al consumo energético en función de su plena capacidad de pago.

El segundo de usuarios beneficiarios de la tarifa social, para quienes el incremento total en su factura para cada año calendario será equivalente al 40% del CVS del año anterior.

Y para el resto de los usuarios el incremento total en la factura para cada año calendario será equivalente al 80% del CVS correspondiente al año anterior, índice que en 2021 fue de 53,4%, según el informe del Indec.

Durante los años 2022 y 2023 no podrán contemplarse otros incrementos por encima de los aumentos previstos, para las categorías de segmentación de usuarios que mantengan algún porcentaje de subsidio.

La propuesta para los usuarios no residenciales, contempla el pago de la tarifa plena para los Grandes Usuarios de Distribuidor (GUDI, con potencias mayores a 300 kW), y para el resto se procederá con una revisión tarifaria según la propuesta definida en la audiencia pública.

Las discusiones sobre los ajustes tarifarios insumieron gran parte del último tramo de las negociaciones con el FMI, debido al peso que tienen los subsidios energéticos en el déficit fiscal.

Compartir