El Libro La memoria del Alambre, de Bárbara Blasco Tusquets

Una cantante de orquesta que reniega de las canciones comerciales recibe un mensaje de la madre de su mejor amiga de la adolescencia, que murió arrollada por un tren.

Quiere recuperar su historia, saber qué pasó entonces. Con esa excusa, viajamos a los años 80 donde, con la música como hilo conductor de la trama, Blasco nos mete en la piel de unas adolescentes que despiertan a la vida y que tontean con el sexo y las drogas de forma terriblemente dolorosa.

Es un retrato sincero de una época, a menudo idealizada, en la que no fue oro todo lo que brilló, sino más bien purpurina, y Blasco no se corta a la hora de mostrar todas las miserias.

Teje con extraordinaria habilidad un rico tapiz en el que se funden la sexualidad y lo sórdido, y en el que la inocencia nunca está ausente. Su prosa es directa, cruda, pero que también esconde su punto poético.

Qué bien escribe Bárbara Blasco, siempre acabo con sus libros llenos de frases subrayadas “Me pregunto si, despojadas de la emoción del recuerdo, las canciones significan algo”.

El libro había sido publicado antes por la pequeña gran Contrabando y es una suerte que Tusquets le haya dado una nueva vida.

Compartir