El organismo de control nuclear le pidió a Rusia el fin de acciones cerca de las centrales

El Organismo Internacional de la Energía Atómica pidió a Rusia el cese inmediato de todas las acciones militares en las plantas nucleares de Ucrania y la Comisión Europea, anunció que trabaja en un plan de contingencia ante un eventual ataque ruso a esas centrales, luego de que Moscú invadiera el país vecino el 24 de febrero, rodeara Zaporiyia, la instalación atómica más grande de Europa, y ocupara Chernobil.

La invasión rusa “plantea una amenaza grave y directa a la seguridad” de las plantas nucleares y su personal, “ante un posible accidente o incidente nuclear” que ponga en riesgo a la población de Ucrania y del mundo entero, dijo la resolución aprobada por la Junta de Gobernadores del OIEA, formada por 35 de los 173 países del organismo.

Compartir