El pretzel: La pose sexual que facilita el orgasmo en la mujer

El pretzel ayuda a lograr un orgasmo en la persona con clítoris.

La postura sexual pretzel se practica —como su nombre lo indica en español— ‘abrazados’, cara a cara, con las piernas entrelazadas, se explica.

“Puede parecer una postura complicada si no se tiene tanta contextura física, pero no es tan exigente y tiene sus variantes”, agregan.

Pose sexual pretzel para principiantes o parejas más clásicas: En esta posición sexual, la mujer o persona con vulva se acuesta de medio lado y pasa una de sus piernas por la cadera de su pareja, quien deberá estar arrodillado frente a ella. De esa manera, una de sus piernas rodeará la cintura de su pareja y la otra quedará entre las de su acompañante.

Pose sexual pretzel para parejas aventureras: Para esta variante de la pose sexual pretzel más intensa, la mujer o persona con vulva se recuesta boca arriba, doblando sus piernas hacia su pecho, sujetándolas o asegurándolas con las manos y brazos, mientras su pareja se ubica entre la pantorrilla y los pies de ella, apoyándose en sus brazos sobre la cama a la vez que la penetra.

Se señala que también se puede intentar algo más, la mujer o persona con vulva abraza a su pareja por el cuello con sus pies mientras ella sostiene sus piernas con las manos. “Esta es una postura un tanto más elaborada, pero igual de placentera y distinta para mantener relaciones sexuales en pareja”.

Las posturas sexuales sirven para esa suerte de sintonización del placer y del orgasmo. Es decir, para encontrar la señal o el estímulo erótico efectivo que permitirá desenlazar el orgasmo en las personas que vean esta pose como intensa e interesante.

Compartir