El sexo favorece la salud mental

El sexo es una parte fundamental de la sexualidad y por ende, primordial para la buena salud mental.

Debido a que estas están directamente relacionadas, las relaciones sexuales contribuyen al bienestar integral de las personas, teniendo no solo importantes beneficios físicos, sino también mentales.

“Durante las relaciones sexuales se liberan hormonas y sustancias químicas, como la dopamina, las endorfinas y la oxitocina, que producen una sensación de bienestar. Además, el sexo reduce los niveles de cortisol, la hormona responsable de generar estrés, lo que hace que las personas se sientan más relajadas”.

El sexo también puede ayudar a dormir mejor, lo que aporta directamente al bienestar psicológico. “Al tener un orgasmo, el cuerpo libera prolactina, una hormona que fomenta la relajación y los hará dormir más y mejor”.

Es decir, el sexo mejora el estado de ánimo, reduce el estrés y ayuda a dormir mejor.

Una salud sexual plena no necesariamente puede prevenir problemas psicológicos o emocionales, y que estos usualmente impiden disfrutar plenamente de las relaciones sexuales.

Compartir