El siempre bien recordado Fiat 600

Hace 60 años, salió primera línea del Fiat 600 que se fabricó en el País. El inolvidable modelo fue un emblema y récord en ventas para la compañía Italiana.

Ideado por el diseñador italiano Giacosa, el “Fitito”, también llamado “Bolita” por su forma, tardó cinco años en ser fabricado en la Argentina desde su presentación internacional en el Salón de Ginebra en 1955.

El Fiat 600 reemplazó al modelo Fiat 500, mas conocido como “Topolino”, aunque con un concepto superador en términos de motorización.

El primer Fiat 600 que salió al mercado, era de color gris clarito y estaba equipado con un motor trasero de 633 centímetros cúbicos y 21,5 caballos de potencia. Sus puertas se abrían al revés, solución que dejó atrás dos años más tarde. Era una réplica exacta del modelo que se fabricaba en Italia.

Del primer 600, el normal, se expidieron 2.895 unidades solo en aquel primer año de 1957. Tenía un motor a nafta de 17 caballos, que pasaron a 21 en la variante de 1961. Alcanzaba una velocidad máxima 95 hm/h (101 km/h tras las modificaciones).

El 600D se fabricó entre 1963 y 1970. Mantenía las puertas de apertura suicida (hacia atrás) y el motor contaba ya con 767 cc de cubicaje y una potencia de 25 caballos para llegar a una punta de velocidad de 108 km/h. La versión E, llegada al final de este periodo, introdujo cambios estéticos y el sistema convencional de apertura de puertas hacia delante.

La evolución del modelo fue sumando cada vez más elementos fabricados en nuestro País.

El Fiat 600, dejó de fabricarse en Italia en 1970, pero en la Argentina permaneció en producción doce años más.

En 1982, tras 22 años y 300 mil unidades fabricadas, el Fitito se despidió de las líneas de montaje de SEVEL Argentina (empresa que tomó los controles de la compañía en 1980).

El Fiat 600, 60 años de innovación hasta estos días.

Compartir