El sorgo y el maíz quieren ser los nuevos abanderados argentinos

El presidente de CIARA-CEC y el subsecretario de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, coincidieron en la apertura de la jornada Todo maíz y sorgo, que tuvo esta semana su primer capítulo denominado Las gramíneas definen el campeonato agrícola.

Serán tres jornadas virtuales, a la de esta semana se agregan la del 4 de agosto –“Elección de híbridos y nutrición”- y el del 25 de agosto –“Clima, agroeconomía, Mercados y Perspectivas”-.

Ambos, fueron entusiastas respecto de lo que viene para la cadena del maíz y el sorgo, dos cultivos que han crecido mucho las últimas campañas.

“Entre 2017 y 2021 las exportaciones argentinas de sorgo crecieron 127 por ciento, es la tasa más alta en los granos que exporta argentina y esto se debe a que hay una demanda importante, se ha aceitado la cadena, hay un productor más decidido hacia el sorgo, con un mercado activo, sobre todo el chino, para el que se ajustaron los protocolos fitosanitarios”, resumió Idígoras, para quien, todo esto, permite pensar que se vaya a seguir reinvirtiendo en la cadena de sorgo.

Destacaron como anticipo de lo que vendrá, que ya tienen registradas DJVE (Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior) por 1,27 Mt, cuando la media de años anteriores era de 600.000 y menos. “Estamos frente a un cultivo que tiene una dinámica internacional increíble”, dijeron.

En cuanto al maíz, también hay grandes noticias porque las últimas tres campañas crecimos 60% en volumen de exportación.

Compartir