El Toyota Yaris se renueva

Toyota cuenta con una oferta para su modelo Yaris de de ocho versiones entre sus dos siluetas, hatchback y sedán.

En la primera son XS, XLS (MT y AT), XLS Pack y S, mientras que para el sedán son XLS (MT y AT) y XLS Pack. La que probamos fue la intermedia del hatch, la XLS AT.

El modelo recibió una actualización hace un tiempo para acentuar aún más el perfil moderno con toques deportivos característico del Yaris. Por eso, el frente se renovó con un paragolpes más alto y robusto en el que se integra la nueva parrilla trapezoidal con diseño en panal de abeja en negro brillante, y las tomas de aire de los costados ahora integran los faros antiniebla; también el conjunto óptico fue mejorado.

La silueta sigue siendo la misma, pero incorpora llantas de 15″ de flamante diseño que calzan neumáticos 185/60. En el interior estrena un panel de instrumentos con tres indicadores -combina relojes analógicos con marcadores digitales- que se integra mejor con la consola central, donde aparece una nueva pantalla táctil de 7″ de rápida interfaz con conectividad para Android Auto y Apple CarPlay.

La mecánica continúa invariable y es la misma que también equipa al Etios: impulsor naftero 1.5 L con cadena de distribución y sistema de variación inteligente de sincronización de las 16 válvulas (Dual VVT-i), que entrega 107 CV a 6000 rpm y 14,3 kgm a 4200 rpm de par, combinado con una transmisión automática del tipo Direct Shift CVT (continuamente variable) con 7 marchas preprogramadas (para el caso que se quiera usar de forma manual) y tracción delantera.

El Yaris está pensado para uso cotidiano y familiar, por lo que prioriza el rendimiento y la fiabilidad antes que las prestaciones.

Compartir