El uso restrictivo de la tarjeta SUBE

La medida tiene como objetivo evitar aglomeraciones y que de esa manera el transporte público se convierta en un eventual foco de contagio.

La medida, que fue analizada en un encuentro realizado ayer entre el ministro de Transporte, Mario Meoni y autoridades del Gobierno nacional, la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, tiene como objetivo evitar aglomeraciones y que de esa manera el transporte público se convierta en un eventual foco de contagio.

Se permitirá viajar de forma segura a todo el personal que realiza tareas esenciales o está exceptuado de cumplir con el aislamiento obligatorio, dentro del marco del DNU presidencial que establece las categorías y sus modos de tramitación.

Esta herramienta de dosificación del uso del transporte público, que permitirá, por ejemplo, descomprimir las “horas pico”, se encuentra en etapa de planificación y desarrollo, y aún no tiene fecha de comienzo, por eso todos los pasajeros podrán seguir viajando de igual manera.

A su vez, habrá un refuerzo de los controles a los pasajeros que circulen dentro de colectivos y desarrollo de una aplicación para la reserva del uso de los trenes según horario y mediante DNI.

Compartir