En el Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos y Rusia cruzaron acusaciones sobre la guerra en Ucrania

Estados Unidos y Rusia cruzaron acusaciones en el Consejo de Seguridad de la ONU realizada por la situación en Ucrania, en medio de la tensión renovada por los referendos que se celebrarán desde mañana en cuatro provincias ucranianas ocupadas para decidir si se incorporan a Rusia.

Al compartir reunión, el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, instó a la comunidad internacional a hacer rendir cuentas a Moscú por la guerra, mientras que el canciller ruso, Serguei Lavrov, denunció que las potencias occidentales “han estado cubriendo los crímenes del régimen de Kiev”.

“No podemos dejar al presidente ruso Vladimir Putin que se salga con la suya”, declaró el jefe de la diplomacia estadounidense en el encuentro a nivel ministerial.

“El orden internacional que aquí tratamos de salvar está siendo destrozado ante nuestros ojos”, dijo Blinken, que denunció la reciente escalada tras el anuncio de la celebración de referendos de anexión en las provincias ucranianas bajo control total o parcial ruso.

“Que el presidente Putin haya decidido esta semana, cuando la mayoría de los dirigentes del mundo están reunidos en la ONU, echar nafta al fuego que encendió demuestra su desprecio total por la Carta de Naciones Unidas”, agregó.

Por su parte, Lavrov rechazó las acusaciones sobre crímenes en Ucrania y pidió que se castigue más bien al gobierno de Kiev apoyado por las potencias occidentales.

“Estados Unidos y sus aliados, con la connivencia de las organizaciones internacionales de derechos humanos, han estado cubriendo los crímenes del régimen de Kiev”, acusó el funcionario del Kremlin.

Compartir