En los últimos cuatro meses se incrementaron un 120% los plazos fijos en pesos UVA

Los depósitos a plazo fijo en pesos UVA +1 porciento, que ajustan por el índice de precios al consumidor más un 1 porciento anual, superaron los $ 100.000 millones en marzo y acumulan un incremento del 120 porciento, por lo que se convirtieron en la opción predilecta de los ahorristas del sector privado para ganarle a la inflación.

En ese sentido, según los últimos datos disponibles del Banco Central, los plazos fijos “UVA +1%” alcanzaron los $ 106.024 millones al 29 de marzo, unos $ 57.689 millones más (+120%) que a principios de diciembre, cuando habían iniciado el mes en $ 48.335 millones.

Este crecimiento se dio también, aunque en una menor proporción, con los plazos fijos tradicionales que en el mismo período crecieron desde los $ 2.077.649 millones a $ 2.503.103 millones (+20,5%).

La principal diferencia entre un plazo fijo tradicional y los UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) es que la Tasa Nominal Anual (TNA) que paga el tradicional es fija y del 37% para los depósitos de menos de $1 millón -equivalente a un interés mensual del 3,08%- ​mientras que la tasa del UVA varía de acuerdo a la inflación del mes anterior.

La diferencia entre uno y otro es que el tradicional tiene la opción de retirar el depósito a los 30 días, mientras que el UVA tiene como plazo mínimo 90 días, aunque el BCRA fijó la posibilidad de precancelarlo a los 30 días y recibir a cambio un rendimiento del 30,5% anual, o de 2,54% a 30 días, equivalente al 70% de que recibiría si hubiese colocado su dinero en uno tradicional.

Compartir