Estados Unidos: El debate de candidatos a Vicepresidente

En Estados Unidos, el debate entre los candidatos a Vicepresidente, sumó esta vez el componente de que el presidente Donald Trump está contagiado por coronavirus y que no importa quién gane en noviembre, será uno de los presidentes más viejos de la historia del país, el actual mandatario tiene 74 años, frente a Biden de 77.

El debate se realizó en la Universidad de Utah, en la ciudad de Salt Lake, con muy poco público en el auditorio, todos separados según las medidas de distanciamiento social y con tapabocas, esta vez un requisito obligatorio.

Harris dedicó gran parte de su tiempo -como Biden hace una semana- a desmentir que hayan adoptado la agenda del ala más progresista del Partido Demócrata: aclaró que no aumentarán los impuestos a aquellos que ganen menos de 400.000 dólares anuales y no prohibirán el fracking, un método muy criticado por ambientalistas para facilitar la explotación de hidrocarburos.

Pence, por su parte, esquivó -al igual que Trump en su debate- responder si creía en el cambio climático. “El clima está cambiando, estamos viendo las señales”, respondió y ratificó que su Gobierno “seguirá poniendo primero los puestos de trabajo”.

Hacia el final de la discusión, uno de los momentos más álgidos -aunque siempre cordial y organizado- se centró en la violencia racial.

“Nunca vamos a condonar la violencia, pero siempre vamos a pelear por alcanzar nuestros ideales. Necesitamos reformas de la policía y el sistema penal: vamos a prohibir el ahorcamiento en las detenciones policiales, vamos a crear un registro de policías con condenas, vamos a descriminalizar la marihuana”, prometió Harris.

Pence condenó algunos de los casos de brutalidad policial que más resonaron este año, pero se concentró en “los disturbios y saqueos” en que derivaron parte de las protestas antirracistas en varias ciudades.

Hubo ataques, acusaciones e interrupciones, pero todo se mantuvo muy cordial y organizado, un claro contraste con el primer debate presidencial que protagonizaron Trump y el candidato opositor Joe Biden la semana pasada.

Compartir