Estados Unidos y la Unión Europea acusaron a Rusia de cometer crímenes de guerra

El secretario de estado de Estados Unidos, Blinken, aseguró que los ataques de Rusia contra civiles en Ucrania constituyen crímenes de guerra, luego de que el miércoles el presidente Biden calificara al mandatario ruso Putin de criminal de guerra y acusó a Moscú de no hacer esfuerzos significativos en el frente diplomático.

“Apuntar intencionalmente contra civiles es un crimen de guerra. Después de toda la destrucción de las últimas semanas, me resulta difícil concluir que los rusos están haciendo lo contrario”, acusó Blinken durante una conferencia de prensa, en la que aclaró que el proceso legal para una acusación formal aún estaba en curso, informaron.

Inmediatamente, el Kremlin salió a cruzar las palabras del mandatario y consideró “inadmisible e inexcusable la retórica del jefe del Estado cuyas bombas provocaron la muerte de cientos de miles de personas en todo el mundo”.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Borell, dijo que Rusia comete “crímenes de guerra” en Ucrania y condenó los constantes “ataques deliberados” de sus fuerzas armadas contra población e infraestructuras civiles ucranianas.

“La UE condena en los términos más enérgicos a las fuerzas armadas rusas y a sus líderes, que siguen atacando a la población civil y las infraestructuras ucranianas”, afirmó el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, en un comunicado.

Compartir