Estados Unidos y Rusia avanzan en el diálogo por Ucrania pero la expansión de la OTAN trae problemas

Estados Unidos expuso ante la OTAN los detalles de sus conversaciones con Rusia en relación a la crisis en la frontera con Ucrania, el mismo día en que el Gobierno ucraniano reclamó la celebración de una cumbre internacional sobre el asunto.

La subsecretaria de Estado norteamericana y principal negociadora en esta crisis, Sherman, mantuvo una conversación en Ginebra de siete horas con el vicecanciller ruso, Riabkov, por la tensión en la frontera entre Ucrania y Rusia.

La reunión de Sherman y Riabkov en Ginebra fue una tentativa de reducir las tensiones en la frontera.

El Kremlin calificó de “positivas” las conversaciones aunque advirtió asimismo que es demasiado pronto para ser optimista sobre los resultados.

Peskov, vocero del presidente Putin, dijo que el encuentro bilateral merecía “una valoración positiva”, aunque “habría que ser ingenuo para creer que una primera ronda da grandes resultados”, informaron.

En el encuentro las dos delegaciones mantuvieron sus posturas aunque con una actitud que alimenta la chance de un entendimiento futuro, sobre todo por el compromiso de mantener las negociaciones.

Rusia prometió que no intervendrá en Ucrania, pero también advirtió que no buscar un acercamiento a Rusia -que implica reducir la presencia de la OTAN en el este de Europa-, supone “un gran error en perjuicio de la seguridad europea”, según Riabkov.

En Bruselas, Sherman se reunió con el secretario general de la OTAN, Stoltenberg, y embajadores ante la alianza para presentar detalles de las conversaciones.

Compartir