F1: Los nuevos autos para esta temporada 2022

Los nuevos autos permitirán que las carreras sean más peleadas y aumenten los sobrepasos; además son más elegantes.

Los ingenieros de todos los equipos repartieron su tiempo en el desarrollo de su “interpretación” del auto 2022 que la Federación Internacional de Automóvil y la FOM (Formula One Managment, controlada por la empresa Liberty Media, que gestiona la categoría).

Entre las nuevas modificaciones se encuentran los nuevos neumáticos, que por primera vez las cubiertas de F1 se van a parecer a las de los autos de calle: tendrán un perfil mucho más bajo y serán de 18 pulgadas. Hoy, las llantas son de 13″ y el perfil es mucho más ancho (porque así los neumáticos cumplen con aportar cierta “amortiguación” a los durísimos reglajes de las suspensiones). Este rodado 18″, más nuevos compuestos buscan algo concreto: reducir el sobrecalentamiento de los neumáticos cuando se derrapa, situación común en una pelea auto a auto, lo que ayudaría a que haya más batallas en pista.

Otro punto es el nuevo combustible, que la categoría ya anunció que va hacia una mayor sustentabilidad (apunta al uso de combustibles sintéticos 100% “verdes” en pocos años).

Los autos 2022 serán aún más seguros, según la F1. Los chasis desarrollados por los equipos deberán absorber el 48% de la energía en un choque frontal y el 15% en uno por detrás. En los laterales tendrán que contar con una sección que absorba la energía del impacto de otro vehículo, si el auto queda cruzado en la pista.

El alerón delantero es mucho más simple que los actuales y se cree que trabajará adecuadamente en sus dos objetivos básicos: generar un downforce consistente, aún con otro auto alrededor, y dirigir correctamente el aire hacia la parte trasera del vehículo.

Los alerones de hoy envían rápidamente el aire hacia el piso plano del coche (lo son desde hace 40 años) para que sea absorbido por los difusores traseros y generar sustentación (efecto suelo en menor escala). En las primeras investigaciones, los diseñadores de F1 Motorsport fueron muy audaces: probaron prescindir de toda ala delantera, pero se arrepintieron.

“Es el mayor cambio reglamentario en 40 años”, afirman desde Red Bull Racing y uno de los más grandes diseñadores de la historia de la F1. “Por lo menos desde que los viejos autos con efecto suelo fueron prohibidos a fines de 1982. Lo único que permanecerá igual es la unidad de potencia, todo lo demás es diferente”.

Compartir