La campaña de trigo que puede ser récord, pero donde el clima jugará un papel determinante

La siembra de trigo finalizó con la incorporación de 6,5 millones de hectáreas, en línea con lo implantado la campaña pasada, y con una producción proyectada en 19 millones de toneladas, dos millones más que lo obtenido en el ciclo anterior, según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario, auguró una cosecha histórica calculada en 20,1 millones de toneladas sobre una superficie de 6,9 millones de hectáreas.

En un contexto donde los precios internacionales permiten la obtención de márgenes positivos para el sector, impulsando la siembra del cereal, el clima vuelve a imponerse como un gran condicionante para alcanzar las marcas previstas por las entidades bursátiles.

la BCBA realizó un repaso respecto a las condiciones en las cuales se encuentra el cultivo sobre las diferentes zonas productivas del país.

En dicho informe, la entidad bursátil porteña remarcó que en las regiones NOA y NEA, la condición de cultivo entre regular y mala superó el 50% del área implantada.

“Más del 40% del cereal transita etapas desde encañazón hasta floración, bajo condiciones de sequía, con plantas de escaso macollaje y pobre crecimiento. Ante esta situación, se informa la posibilidad de resignar los cuadros más comprometidos, destinándolos únicamente a cobertura”, indicó el informe.

Compartir