La fertilización nitrogenada en maíz

Se remarcó que la fertilización nitrogenada es crucial para alcanzar los rindes deseados.

“En nuestro país la urea es la fuente de nitrógeno más utilizada, que usualmente se aplica esparcida en cobertura total con o sin incorporación”, indicaron.

Según se precisó, el maíz “si bien recibe un enorme input tecnológico, la dosis de nitrógeno (N) se sigue calculando con la vieja ecuación: kg objetivo-N disponible en suelo”.

Para 6 toneladas de maíz son necesarios 120 kg de N aproximadamente y Advirtieron que si se fertiliza de más en situaciones que no se puede capitalizar el excedente, el N que entra al sistema y no es tomado por el cultivo podría moverse en el suelo hacia aguas subterráneas y/o emitir gases de efecto invernadero durante su metabolismo, provocando un impacto ambiental negativo.

Compartir