La ley que grava más a las grandes empresas y alivia a las pymes

La Ley 27.630 fija las nuevas escalas de Ganancias para las empresas, a través del Decreto 387/2021.

De acuerdo con el nuevo esquema, por ganancias de hasta $ 5 millones las empresas pagarán una alícuota del 25%; sobre ganancias de entre $ 5 millones y $ 50 millones pagarán el 30%; y finalmente, sobre ganancias superiores a $ 50 millones pagarán el 35%.

El criterio será escalonado y progresivo, ya que si una empresa supera los $ 50 millones, pagará por los primeros $ 5 millones el 25%, luego el 30% y por el resto de lo que supere los $ 50 millones, recién abonará el 35%.

Así, una empresa que haya tenido $ 60 millones de ganancias netas anuales pagará: el 25% por los primeros $ 5 millones; 30% para los siguientes $ 45 millones; y 35% para los $ 10 millones restantes.

Este esquema significa que habrá un aumento de la presión tributaria exclusivamente en el segmento de empresas con mayores ganancias declaradas, en tanto que habrá una baja de la carga impositiva para 9 de cada 10 empresas.

Las modificaciones representarán un ingreso adicional para el Tesoro de unos $ 133.164 millones.

Se incluyeron también incentivos para la incorporación de mujeres, travestis, transexuales y transgéneros como directores y síndicos de las empresas; y en segundo término, se aclaró en la redacción que no se reducirá la alícuota del 41,5% para los juegos de azar.

Además, se reduce del 13% al 7% el tributo por la ganancia neta de las personas humanas y sucesiones indivisas, derivada de los dividendos y utilidades.

Compartir