La Nissan Frontier apunta alto

La nueva gama está compuesta de diez versiones con el mismo motor 2.3 L en configuraciones de 160 CV – un solo turbo – y 190 CV – biturbo -, idénticas transmisiones manuales y automáticas y modelos con tracción 4X2 y 4×4.

Desde el punto de vista estructural, al chasis se le aplicaron diez refuerzos (travesaños entre los largueros del tipo doble C) para aumentar la robustez de la pickup. Desde el estético, sobresale la nueva parrilla, que proviene del lenguaje actual de las pickups de Nissan en todo el mundo (denominado Nissan Emotional Geometry Design), y que se combina con las ópticas full LED cuádruples y el también renovado paragolpes, para conformar un conjunto que resulta más imponente y transmite esa mayor robustez buscada en el diseño.

Las miradas se las lleva la nueva versión Pro4X con su estilo claramente deportivo, que se potencia con el color gris pastel combinado con plásticos, barras y llantas en negro. Está equipada con la configuración biturbo del diésel de 4 cilindros en línea 2.3 L, 16 válvulas, alimentado por inyección directa y sistema Common Rail, que entrega una potencia de 190 CV a 3750 rpm y un torque de 45,9 kgm entre 1500 y 2500 rpm.

Además de incluir seis airbags de serie en toda la gama y frenos a disco en las cuatro ruedas, esta nueva Frontier incluye varios asistentes a la conducción (ADAS) provistos por el conocido paquete Nissan Intelligent Safety Shield.

Compartir