La película Cam, por Netflix

La película, nos cuenta la historia de – cómo no – Alice, una camgirl que dedica gran parte de su tiempo a satisfacer las necesidades voyeurísticas de los internautas bajo el pseudónimo de Lola.

Como la otra Alicia, ella también aspira a pasar de aficionada a reina: en ese espacio online hay un ránking que muestra quiénes son las chicas más adoradas, las que reciben más dinero (virtual) y la protagonista está obsesionada en entrar, al menos, en el Top 50.

Sin embargo, la competición es dura y hay que estar dispuesta a dar al público lo que quiere. En un intento de batir a sus competidoras y ascender puestos, Alice acepta hacer un show con un vibrador enorme que la deja medio catatónica. A la mañana siguiente, ya recuperada, descubre que no puede entrar a su cuenta. La contraseña no funciona y el e-mail ha sido cambiado.

Y no sólo eso: una persona exactamente idéntica a ella está emitiendo en directo desde su habitación. Pero ni esa es ella ni esa es su casa. ¿Cómo es posible?

Pronto se dará cuenta de que no hay manera de recuperar su identidad online. Su personaje se ha comido a su persona y ahora vuela libre, rompiendo las normas que ella se estableció a sí misma una vez y avanzando de forma asombrosa más y más puestos en la competición.

Pero, ¿quién es ese‘dopplegänger’ que la está suplantando?

Cam, una entretenida película para ver a través de Netflix.

Share