La serie Casi una Duquesa, por Netflix

La serie Casi una Duquesa, muestra el lado B de una mujer que tenía destino de Barbie.

La protagonista es una artista y madre de una niña de nueve años. Vive con ella y con tres perros pequeños y, según ella, veganos. El padre de la nena siempre fue un fantasma; alguien que se olvida del cumpleaños de su hija y capaz de hacerla jugar con explosivos. El cuadro familiar se completa con Evan, el novio dentista de Katherine.

Él quiere todo con ella, pero sólo encuentra resistencia por parte de la ceramista. “Era perfecto. Cogemos una vez por semana, vivo mi vida y tengo dentista gratis”, le cuenta a una amiga, muy segura de sí misma, cuando se da cuenta de que él quiere más.

Cada uno de los episodios retrata ese deseo de Katherine y los guiones están construidos principalmente en base a los diálogos.

Compartir