La Unión Europea aprobó un plan para reducir el consumo de gas

La Unión Europea llegó a un acuerdo para reducir su consumo de gas en un 15 porciento y disminuir su dependencia del suministro ruso de cara al próximo invierno, en respuesta al anuncio del gigante estatal ruso Gazprom de recortes en el flujo, lo que amenaza a economías como la alemana, altamente dependientes de Moscú para la producción energética e industrial.

“En un esfuerzo por aumentar la seguridad del suministro energético de la UE, los Estados miembros llegaron hoy a un acuerdo político sobre la reducción voluntaria de la demanda de gas natural de 15% este invierno”, anunció el consejo de ministros.

“El reglamento del Consejo (Europeo) también prevé la posibilidad de activar una alerta sobre la seguridad del suministro, en cuyo caso la reducción de la demanda de gas sería obligatoria”, prosiguió el comunicado.

El texto admite que el objetivo de la reducción de la demanda es “ahorrar de cara al invierno para prepararse ante posibles interrupciones del suministro de gas por parte de Rusia, que utiliza continuamente los suministros de energía como arma”.

Compartir