La Unión Europea formalizó sus quejas ante el embajador ruso, Estados Unidos y el Reino Unido sumaron críticas

La Comisión Europea formalizó ante el embajador de Rusia ante la Unión Europea su rechazo a las sanciones adoptadas la semana pasada por Moscú contra funcionarios del bloque, en represalia a medidas restrictivas, en tanto el Reino Unido y Estados Unidos coincidieron en cuestionar actitudes del gobierno de Putin.

Moscú anunció la adopción de sanciones contra ocho funcionarios europeos como respuesta a las medidas restrictivas que Bruselas adoptó en meses recientes contra funcionarios rusos del área de seguridad.

Las críticas a Moscú vivieron también de parte de los cancilleres de Estados Unidos, Antony Blinken, y Reino Unido, Domic Raab, que se reunieron en Londres.

Blinken celebró el anuncio del Reino Unido de que extenderá las sanciones contra Rusia bajo la llamada Ley Magnitsky, que el Congreso de Estados Unidos aprobó y habilita a Washington a denegar visas y confiscar bienes a funcionarios rusos supuestamente involucrados en la muerte del abogado Serguéi Magnitsky y a violadores de derechos humanos.

“La puerta para las relaciones positivas y la diplomacia siempre está abierta. Pero lo que tiene que cambiar es el comportamiento de Rusia. La oportunidad para una mejor relación con Rusia está ahí. La recibiríamos con agrado, pero depende del comportamiento y los hechos”, señaló.

Compartir