La Unión Europea pidió a China equilibrio en la relación económica y mayor respeto por los derechos humanos

La Unión Europea pidió a China una relación económica más equilibrada y mayor respeto por los derechos humanos, para lo que instó a Beijing a permitir la entrada de observadores independientes.

“Europa tiene que ser un jugador, no un terreno de juego”, indicó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa telemática con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la canciller alemana, Angela Merkel, que representaron de forma conjunta a la UE en esta reunión, que mantuvieron por videoconferencia con el presidente chino, Xi Jinping.

La cita sustituye a la cumbre presencial que iba a tener lugar en Leipzig, bajo la presidencia alemana del Consejo de la UE este semestre, que fue cancelad por la pandemia de coronavirus.

“Queremos una relación con China que esté basada en la reciprocidad, la responsabilidad y una imparcialidad básica”, recalcó Michel.

La Unión Europea, principal socio comercial de China, le reclama “igualdad de oportunidades” en el área económica, razón por la cual llevan negociando desde 2014 un acuerdo de inversiones. Sobre ese pacto, Von der Leyen dijo que son necesarios más progresos si quieren lograr su “objetivo compartido de finalizar las negociaciones este año”. “Otra forma de decirlo es que China nos tiene que convencer de que merece la pena tener un acuerdo de inversiones”, comentó.

En un comunicado conjunto, Michel, Von der Leyen y Merkel -no hubo declaración conjunta con la contraparte china-, dejaron claro que también esperan “reciprocidad” en el área de la ciencia y la tecnología, que debe estar basada en “altos estándares éticos y de integridad”.

Compartir