La Unión Europea se fijó como meta una reducción del 55% en sus emisiones de CO2 en 2030

La Europea propuso el miércoles una reducción más ambiciosa de las emisiones de gases de efecto invernadero en el bloque, fijando una meta de reducción del 55% para 2030, considerablemente más alta que el 40 porciento actual.

En declaraciones ante el Parlamento Europeo, Ursula Von der Leyen dijo que el nuevo objetivo será “demasiado para algunos e insuficiente para otros”, pero debería ayudar a la UE a alcanzar una huella de dióxido de carbono cero para 2050.

“Nuestra economía y nuestra industria pueden lograrlo, y también quieren hacerlo”, dijo Von der Leyen al presentar sus prioridades del año en su primer discurso sobre el Estado de la Unión en la cámara europea.

Según la UE, sus emisiones de gases de efecto invernadero ya han bajado un 23% entre 1990 y 2018, un periodo en el que la economía creció en un 61%.
Aunque respaldaron la idea de un “mecanismo de ajuste” en las fronteras europeas, los miembros del grupo Verde en el Parlamento Europeo dijeron que el objetivo propuesto del 55% era demasiado bajo y pidieron elevarlo al 65%.
Compartir