La vacunación contra la Fiebre Amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de ciertas especies de mosquitos. Puede ser grave y provocar la muerte.

No tiene tratamiento pero puede prevenirse: A través de la vacunación específica, usando repelentes, utilizando ropa de mangas largas y de colores claros y uniformes, colocando mosquiteros en tu vivienda, eliminando los recipientes que puedan acumular agua en las viviendas, teniendo mosquiteros, aire acondicionado y/o ventilador en el lugar de hospedaje.

Se deben vacunar: Los residentes argentinos en zona de riesgo como en las provincias de Misiones y Formosa y algunos departamentos de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy:

1era dosis: 18 meses de vida

Refuerzo: 11 años

En caso de viajeros a zonas de riesgo, una sola dosis es suficiente para protegerse a lo largo de toda la vida (mínimo 10 días antes del viaje). Se sugiere consulta médica para evaluar posibles precauciones y/o contraindicaciones.

En el caso de los viajeros, la vacunación debe indicarla el médico en forma individualizada según el riesgo real de infección en el área a visitar y las condiciones personales, además de contemplar situaciones epidemiológicas particulares.

Share