Las posturas para estimular el clítoris durante las relaciones

El clítoris tiene un rol importante en las relaciones sexuales.

Sin embargo, se suelen centrar las relaciones sexuales en la penetración y se olvidan las demás zonas del cuerpo.

Este órgano, en las personas con vulva, no solo se puede estimular durante los juegos eróticos, sino también durante el coito -en caso se llegue a realizarlo-, ya que se pueden acomodar diferentes posiciones para realizar una doble estimulación vaginal/anal y de clítoris, ya sea directa o indirectamente.

En la postura la amazona, la persona con vulva se coloca sentada sobre la persona con pene para “cabalgarla”. Realizar dicha pose en una silla hará que, además de la comodidad, las piernas consigan que el roce con el clítoris sea aún mayor, además, de dar la posibilidad de regular la intensidad y el ritmo de los movimientos de la persona que está arriba.

En la posición el molino de viento, ambas partes se encuentran recostadas una frente a otra. Las piernas deben de quedar entrelazadas alrededor de la cintura. “Desde esa posición, se puede estimular el clítoris de forma directa por el roce o también mediante masturbación”.

Para poner el foco en este órgano sexual, que tiene como único fin el placer.

Compartir