Los combates entre Armenia y Azerbaiyán por una disputada región separatista

Los combates entre fuerzas de Armenia y Azerbaiyán en torno a la región separatista de Nagorno Karabaj continuaron sin que ninguno de los dos acepte abrir un diálogo pese a la tregua demandada por el máximo órgano de la ONU y una oferta concreta de Rusia, en la mayor escalada en años de este conflicto de décadas y que ya se cobró más de cien vidas.

Solo el Ministerio de Defensa de la región separatista de Nagorno Karabaj informó que los muertos ya superan los 100, lo que supone una veintena más desde el informe anterior, según la agencia de noticias rusa Sputnik, mientras las autoridades azerbaiyanas habían denunciado al menos 14 civiles fallecidos desde que comenzaron las hostilidades actuales, el domingo pasado, en el enclave separatista y en territorio de Armenia y Azerbaiyán.

el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán aseguró que fuerzas armenias bombardearon la ciudad de Tartar, dentro de la parte no disputada de su territorio, donde dañaron “infraestructura civil” y causaron heridos.

Unas horas después, tras visitar a heridos en un hospital, el presidente Ilkham Aliyev dejó en claro que no están pensando en un diálogo o una tregua por ahora.

Exigió que Armenia “abandone incondicional, completa e inmediatamente” la región separatista de Nagorno Karabaj.

“Si el Gobierno de Armenia cumple con eso, los combates se detendrán, no se derramará más sangre, habrá paz. Azerbaiyán está restaurando su integridad territorial y tenemos todo el derecho a hacerlo”, aseguró el mandatario.

Compartir