Los distintos tipos de besos

Existen diferentes tipos de besos para cada ocasión.

Algunos de los besos mas famosos:

Beso directo: esta forma de besar se caracteriza por la unión de los labios de la pareja de forma directa. Al rozarse, va aumentando la intensidad del beso.

Beso superior: esta forma de besar consiste en que uno de los enamorados toma con sus dientes el labio superior de la pareja, que en respuesta le devuelve el gesto besando el labio inferior.

Beso para distraer: estos besos pueden darse en todas las partes del cuerpo, tanto en la mejilla, el rostro, el pecho, el cuello, entre zonas también erógenas.

Beso para encender la llama: se le dice al tipo de beso en el que los amantes juntan las comisuras de sus labios y luego aumentan la intensidad para despertar la pasión de la pareja.

Beso con un dedo: uno de los más apasionados. Se da cuando la pareja recorre los labios de su amante por dentro y por fuera con un dedo.

Beso que demuestra: la peculiaridad de esta forma de besar está en que se da en lugares públicos y abiertos. El amante demuestra el afecto que tiene por su pareja, puede ser un beso en la mano o en el cuello.

Beso sin reloj: vivir el momento y besar sin mirar la hora, sin pensar qué pasará mañana, dejarse invadir por el éxtasis de dar un apasionado beso a la persona que queremos.

En las historias románticas, los besos simbolizan el afecto que se tienen las personas enamoradas, para quienes este acto es una demostración de su amor.

Compartir