Los orgasmos y expandir el placer

Los orgasmos se pueden tener mientras se duerme, medita o durante los ejercicios.

Cada persona experimenta los orgasmos de diferentes formas. Estos pueden ocurrir como respuesta a la estimulación genital, de las zonas erógenas, de la mente, e incluso sin contacto físico.

es importante tomarse el tiempo para alcanzar la excitación adecuada. Cuando la pareja ya esté suficientemente estimulada, se puede empezar a variar la intensidad.

“Nos vamos a detener en el momento previo al orgasmo para poder prolongar todo lo posible el tiempo de excitación, de manera lenta y continua para ir aumentando gradualmente la tensión y demorar el pico”.

Se recomienda no ir directamente a los genitales. Se puede iniciar con un masaje de pies o de manos.

Cuando se llegue a lo genital, es importante darle atención a las zonas de mayores terminales nerviosas, las que más van a percibir la estimulación. Más allá del sexo biológico, la especialista habla de ir siempre de adelante hacia atrás y luego hacia adentro.

Cuando se realizan prácticas repetitivas, se genera tolerancia, como un efecto de la costumbre. Al incorporar cualquier tipo de novedad es como si el sistema se reseteara.

Compartir