Los plazos fijos en pesos volvieron a crecer por segundo mes consecutivo en agosto

Los depósitos a plazo fijo en pesos tradicionales del sector privado volvieron a crecer en términos reales por segundo mes consecutivo en agosto, mientras que aquellos atados a la Unidad de Valor Adquisitivo contribuyeron de manera negativa a la expansión del mes, informó el Banco Central.

“Estos últimos rompieron con un período de ocho meses de crecimiento ininterrumpido. Esto se explica por la moderación en las expectativas de inflación, lo que volvió el diferencial de tasas de interés entre los depósitos en UVA y en pesos prácticamente nulo”, señaló el BCRA en su último Informe Monetario Mensual.

Los depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado crecieron a precios constantes (0,8% s.e.) por segundo mes consecutivo, fundamentalmente gracias a las colocaciones del segmento mayorista (más de $20 millones), que desde mediados de julio presentaron una tendencia creciente, revirtiendo las bajas observadas entre mayo y julio.

En cuanto a los depósitos de menor estrato de monto (entre $1 y $20 millones a precios constantes) registraron una leve expansión a lo largo del mes, mientras que los depósitos de hasta $1 millón mostraron un ligero descenso.

En el segmento de instrumentos a plazo denominados en UVA se observó una tendencia decreciente desde la primera semana del mes, con un comportamiento homogéneo tanto de las colocaciones tradicionales como de las precancelables.

“El saldo promedio mensual de los depósitos a plazo en UVA se ubicó en agosto en $182.114 millones, lo que implicó una contracción mensual a precios constantes de 1,6% s.e., rompiendo con ocho meses consecutivos de aumentos”, detalló el informe.

Compartir