Los Plazos fijos UVA, las obligaciones negociables, fondos de inversión y fideicomisos en pesos quedan exentos de impuestos

Los intereses de los plazos fijos en UVA, las obligaciones negociables, los fondos comunes de inversión, los fideicomisos financieros y otros instrumentos financieros en pesos destinados a fomentar la inversión productiva quedaron exentos de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales.

El Gobierno formalizó las modificaciones introducidas en Ganancias y Bienes Personales a través de la Ley 27.638 aprobada a mediados de julio, con su publicación en el Boletín Oficial, y a partir de este miércoles comenzaron a regir las nuevas exenciones impositivas a las inversiones en pesos para el periodo fiscal 2021.

La normativa se fijó como propósito incentivar mediante la política fiscal las inversiones en moneda nacional.

La nueva legislación dispuso, en el caso de Ganancias, la exención a los intereses o la denominación que tuviere el rendimiento producto de la colocación de capital en los instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva.

En este conjunto se incluyen los intereses de plazos fijos UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) que se ajustan por inflación –y cuyo capital ya estaba exento-, y otros depósitos con cláusulas de ajuste.

Según la normativa que se publicó este jueves en el Boletín Oficial, las y los monotributistas que se sumen al nuevo sistema dejarán de pagar anticipos de Ingresos Brutos, dado que quedarán definitivamente afuera de los regímenes de retenciones y percepciones.

Compartir