Los Talibanes dispersan una protesta en Kabul mientras intentan formar un nuevo Gobierno

Cientos de manifestantes fueron dispersados con disparos al aire por los talibanes que, mientras intentan formar Gobierno, se comprometieron con Estados Unidos a permitir nuevas evacuaciones de afganos en riesgo.

A pesar de las palabras tranquilizadoras de los nuevos dueños de Afganistán, comprometiéndose a ser más inclusivos y tolerantes, muchos en la capital temen un retorno al régimen de terror impuesto entre 1996 y 2001 por el movimiento islamista radical.

En una muestra de este rechazo, cientos de manifestantes desfilaron en diferentes protestas por Kabul, algo impensable en el anterior mandato talibán, cuando se celebraban ejecuciones públicas y se cortaban las manos a los ladrones.

Aunque de pequeño formato y aisladas, algunos afganos, se han manifestado en ciudades como Kabul, Herat y Mazar-i-Sharif tras la caída del país a manos de los talibanes semanas.

Aprovechando la retirada de las tropas extranjeras, los radicales lanzaron una ofensiva fulgurante que tomó por sorpresa a las potencias occidentales y según algunos analistas, a los propios islamistas, que no estaban preparados para asumir las riendas de un país en una grave crisis económica y humanitaria.

Compartir