Natalia Zito: Talento y creatividad a la hora de escribir

OnDiario | Noticias y Mundo en una entrevista con la escritora Argentina, Natalia Zito; quién habla de su carrera, su libro y los proyectos para el futuro.

Cómo comenzó tu carrera en el mundo de la literatura y el arte? Identificar el comienzo nunca es sencillo porque cuando las cosas están sucediendo no tenemos forma de saber que suceden, mucho menos el valor que tienen. El valor es una asignación que siempre viene después. No podemos saber el porvenir de pequeñas intenciones. Supongo que siempre es una aproximación, una construcción que uno se da. Entonces, estoy convencida de que todo comenzó con una muerte, que fue casi la mía. Todavía supongo que esa muerte sigue siendo el motor de todos mis escritos, la potencia de mi escritura, la rabia por momentos. 

Poco después de esa muerte comencé un grupo de psicoanálisis y escritura. Éramos todas psicoanalistas, investigando, preguntándonos por el valor de la escritura, por la relación con el psicoanálisis, tratando de definir qué es escribir. Ahí me hice amiga de alguien que un día, porque sí, me regaló un poema de Poe. Ese gesto me llenó de preguntas. Entre ellas ¿qué había visto ella en mí que yo todavía no veía? Leí el poema mil veces pero no encontré ninguna respuesta. Así que nos hicimos cada vez más amigas. 

En esa amistad redescubrí la literatura. Supongo que la estaba buscando, pero en la vida se tienen que dar ambas cosas: buscar y encontrar. Para ambas hay que disponerse. Supongo también que sin aquella muerte, la escritura habría brotado de todas formas porque me había anotado en aquel grupo antes de la muerte, pero supongo que me hubiera llevado mucho más tiempo. La muerte te empuja.

Cómo es escribir un libro desde cero? Supongo que parecido a lo que te contaba sobre los comienzos. Cada libro es distinto. Mi primer libro de cuentos comenzó casi de casualidad, con una gran carcajada cuando se me ocurrió que un personaje se colgaba del ventilador de techo y se le venía el cielorraso encima. 

Me parecía que en esa escena se condensaban muchas cosas. No solo las circunstancias particulares sino una pertenencia social, con todas sus carencias. Si querés pegarte un tiro necesitas un arma y no sé si todo el mundo la consigue así nomás. La gente se mata con lo que tiene. 

Después vino toda una investigación sobre suicidios y luego mucha observación de la vida de los otros (y la mía, pero eso ya es desde siempre). Trataba de detectar quiénes estaban conformes con sus vidas y quiénes no. 

Con la novela, RARA, fue diferente. Surgió en medio del caos de una mudanza y por pura necesidad. Escribí para que no me comiera el mundo. Y supongo también que nació con una escena: una mujer luchando contra un acolchado lleno de recuerdos.

Hablanos de tu libro llamado Rara: Rara son los últimos cuatro días de una mujer sola antes de que llegue el camión de mudanza. Se separó hace menos de un año y en cada objeto se le vienen los últimos doce años. 

La novela habla de muchas cosas pero supongo que profundiza algo que ya estaba presente en mi libro de cuentos, y es la pregunta: ¿Estas conforme con tu vida? ¿Siempre se puede hacer algo al respecto? También es la historia de una madre y una hija, de cómo se puede o no se puede ser madre de acuerdo a la madre que te haya tocado. Y los hijos… ¿se quiere a todos los hijos por igual? Siempre se dice que sí, pero yo creo que es imposible.

Cómo se conjuga el psicoanálisis con la escritura? Estoy segura de que debe haber una relación profunda, estructural, pero tal vez justamente por eso, por tan enorme, me es prácticamente imposible nombrarla. Lo más honesto que puedo decirte es que no sé bien cómo se conjuga pero estoy segura de que debe ser de miles de maneras. La confianza absoluta en las palabras debe ser una de ellas. 

Contanos acerca de la obra de teatro El momento Desnudo: El momento desnudo surgió gracias a que Mariana Melinc, la directora de la obra, leyó mi libro de cuentos, Agua del mismo caño y me propuso llevar los cinco cuentos de Eduardo y Marta al teatro. Yo no tenía previsto ponerme a escribir teatro pero siempre había tenido la intuición de que Eduardo terminaría en el escenario. 

Fue interesante escribirla porque fue la oportunidad de revisitar cuentos que había escrito muchos años atrás. Eduardo y Marta son un matrimonio de mil años que ya tienen los hijos grandes y experimentan ese momento de la vida en el que no te vas a morir pronto pero al mismo tiempo tenés la certeza de que te vas a morir, ya lo podes ver, junto con la certeza de que hay cosas para las que ya no estas a tiempo. 

Esa suerte de crisis muchas veces coincide con la muerte de los padres. La obra es una exploración sobre ese momento en el que la juventud ya es una historia lejana ypara la vejez todavía falta.

Qué es la fotografía para vos? El testimonio de una mirada. 

Porqué la Web es tan importante hoy en día? Creo que estamos casi obligados a tener dos vidas. Es arduo, pero estoy convencida de que las redes tienen un lado luminoso, el de generar encuentros que de otro modo no se producirían. Eso es para mí, una fortuna. Me la paso tratando de traducir contactos virtuales en encuentros. 

Qué es la música para vos? Compañía y contenido permanente. Es un mundo que necesito tener cerca pero que no domino, ni entiendo, ni podría aprender. Solo sé disfrutarlo.

 Arte moderno o cultura pop? Ambos.

 Qué leés y porqué? Leo todo lo que me da curiosidad, lo que me recomiendan, lo que me interpela. Leo por necesidad, como también escribo por necesidad, porque cuando no lo hago me siento mal. Leo literatura, filosofía, psicoanálisis, teatro. Leo más novelas que cuentos y menos poesía de lo que quisiera. 

Proyectos para el futuro? No parar nunca de escribir. En el futuro inmediato, una novela que estoy escribiendo y otra obra de teatro que ya tiene forma pero todavía requiere de mi atención. 

Si tu vida fuese una película como la contarías?

Espero que mi vida nunca sea digna de una película, eso me permitirá seguir escribiendo novelas que ojalá se conviertan en películas u obras de teatro. 

Qué cosas te imaginás haciendo en 20 años? Ojalá que nada me impida escribir hasta el final y que lo que escriba me lleve de viaje.

Fuente: OnDiario | Noticias y Mundo.

Imágen cedida por: Natalia Zito.

Share