Noticias Judiciales: Posible Defraudación Millonaria

Con motivo de los allanamientos llevados a cabo en la ciudad de Quilmes Provincia de Buenos Aires en los predios de PRESOL S.A y CO-MARFIL S.A. la Fiscalía de Instrucción Criminal número 7 del departamento judicial Quilmes a cargo de la Dra. Ximena Santoro, en el marco de la causa seguida contra un reconocido empresario quilmeño dedicado al rubro siderúrgico,  fueron secuestrados aproximadamente 700 toneladas de caños por un valor cercano a los  20.000.000 dólares estadounidenses.

Asimismo fue constatado que en los predios allanados, se encontraban alojados gran cantidad de caños de procedencia desconocida, además de los 67 secuestros ordenados por la Justicia Federal.

Que de las declaraciones recibidas  a distintos  testigos puedo vincularse la presente investigación bonaerense iniciada por la fiscal SANTORO con la iniciada por robo de los Gasoductos del NEA, siendo confirmado por testigos que en Quilmes ingresaban camiones provenientes de Salta, Mendoza, Santa Fé con tonelada de mercadería de procedencia ilícita tales como caños, durmientes, vagones de subte, rieles ferroviarios que rápidamente eran desmenuzados, limada su registración identificatoria y vendidos a otras empresas.

Por otro lado, la fiscal no descarta acreditar en el transcurso de la investigación Penal que los imputados actúan en evidente connivencia de sus letrados, abogados locales de apellido Chiodo quienes en el ejercicio de los  cargos  públicos que entonces ejercían  facilitaron a los imputados la habilitación del predio de autopista y Guido donde funciona PRESOL a los fines de alojar  caños sustraídos del norte, asimismo como bajo la gestión en la secretaria de tierras del Dr. Ignacio Chiodo, habría obligado al Municipio a alquilar parte del predio de Presol para depósito de secuestro vehicular en connivencia con su padre Amilcar Chiodo abogado en ese momento de Presol, su hermano Juan Manuel Chiodo entonces también  funcionario municipal  y en claro beneficio de quienes hoy resultan ser sus defendidos procesales.

Compartir