Rusia busca armar una agenda con Estados Unidos y la OTAN sobre garantías de seguridad

El Kremlin busca evitar la expansión de la alianza atlántica y exigió que las autoridades no permitan la adhesión de Ucrania y Georgia a la Organización, por pertenecer antiguamente a la URSS. Además, negó su interés de entrar porque el peso de Estados Unidos es ineludible, aseguraron.

El ministro de Exteriores ruso, Lavrov, fue el encargado de confirmar al canal de You Tube “Soloviov Live” que las conversaciones sobre las garantías de seguridad tendrán lugar “inmediatamente después de las vacaciones de año nuevo en Rusia”, que finalizan el 10 de enero.

Pero añadió que Moscú no está interesada en “negociaciones interminables, durante las cuales Occidente volverá a explicar algo de forma ambigua, y luego engañará definitivamente”.

En cuanto a las negociaciones con la OTAN, el ministro apuntó que en estas participarán altos cargos militares rusos, y afirmó que Moscú espera que en la delegación de la Alianza Atlántica también figuren representantes militares.

“Les advertimos que –puesto que han suspendido las actividades prácticas con representantes militares desde 2014 y solo se han limitado a llamadas telefónicas ocasionales al jefe del Estado Mayor– la conversación solo tendría sentido con participación de los militares”, subrayó Lavrov.

Los países de la OTAN deben comprometerse a contener la ampliación del bloque y excluir la adhesión de Ucrania y otras naciones de la antigua URSS. La iniciativa rusa prevé asimismo la creación de una línea directa con la Alianza Atlántica para contactos de emergencia e intercambio regular de información sobre ejercicios y maniobras militares.

Además, Rusia insta a Estados Unidos a renunciar recíprocamente al despliegue de armas nucleares fuera del territorio nacional y repatriar las ya emplazadas.

La iniciativa estipula que ninguna de las dos partes emplazará armamento o efectivos en regiones fuera del territorio nacional donde la otra pudiera considerarlo como una amenaza a su seguridad, ni siquiera si tal despliegue se lleva a cabo en el marco de organizaciones internacionales, alianzas militares o coaliciones.

Compartir