Se multiplican las gestiones para evitar una guerra mientras crece la tensión en Donbass

Los líderes de Ucrania, Rusia y varias de las principales potencias de Occidente redoblaron las gestiones destinadas a evitar una guerra entre los dos primeros países, mientras aumentó la tensión en la zona de Donbass, donde las autoproclamadas repúblicas prorrusas denunciaron ataques de artillería.

Los presidentes de Ucrania, Zelenski, y de Rusia, Putin, abogaron por no agotar el diálogo en sendas conversaciones con su colega de Francia, Macron, y el mandatario de Estados Unidos, Biden, se manifestó dispuesto a hablar con su par ruso en “cualquier momento” y “cualquier formato”.

En la conversación con Macron, de una hora y 45 minutos, Putin responsabilizó a Ucrania de “provocaciones” por la escalada del combate a los separatistas del este de ese país, informó el Kremlin.

El mandatario ruso pidió que la OTAN y Estados Unidos “tomen en serio” las exigencias de seguridad de Moscú, tales como el retiro de la infraestructura militar de Europa del este y el veto al ingreso de Ucrania a la alianza atlántica.

Macron y Putin coincidieron en la conveniencia de intensificar las gestiones para encontrar una solución diplomática al conflicto, reportaron, en términos muy similares, el Palacio del Elíseo y el Kremlin, según informaron.

La embajada de Estados Unidos en Moscú recomendó a sus conciudadanos residentes o de visita en Rusia que abandonen el país debido a versiones de prensa sobre eventuales ataques a lugares de concentración masiva de personas.

Compartir