Supercopa de Europa: Bayern Munich le ganó 2 a 1 a Sevilla y es el Campeón

Los alemanes de Bayern Munich le ganaron 2 a 1 a Sevilla en tiempo suplementario y se quedaron con la Supercopa de Europa.

El partido comenzó del mejor modo para Sevilla, que a los 12 minutos del primer tiempo generó un penal. Luuk de Jong la bajó de cabeza en el área e Ivan Rakitic fue derribado por David Alaba, quien lo chocó desde atrás. Lucas Ocampos definió cruzado para el 1-0.

Ya con la ventaja, el equipo andaluz retrocedió en el campo y Bayern comenzó a merodear el área de Bono como mucho peligro. Y después de algunos avisos, finalmente llegó la igualdad, que era merecida: Thomas Müller mandó un centro con el borde externo, Robert Lewandowski cedió para el ingreso de Leon Goretzka, que la colocó junto al palo.

La propuesta de Sevilla fue presionar lo más alto posible, en una estrategia que le dio muy buenos dividendos en el inicio del partido pero lógicamente fue difícil de sostener ante un rival de semejante jerarquía.

En el complemento, De Jong lo tuvo para Sevilla y Bayern contestó con un tiki-taka impresionante en el área chica entre Müller y Lewandowski que terminó en gol pero fue anulado por posición adelantada del polaco.

La tónica del segundo tiempo fue muy clara. Bayern dominó la pelota por completo, arrinconó a su adversario contra su área y lo que le quedó a Sevilla fue juntar sus líneas y resistir los embates del elenco alemán, que sufrió otro gol anulado, esta vez a Leroy Sané. Pero en el fútbol nunca está dicha la última palabra…

Con Bayern volcado en ataque y Sevilla defendiendo, un contragolpe de los de Julen Lopetegui dejó mano a mano a Youssef En-Nesyri con Manuel Neuer. El arquero se lució: desvió el tiro bajo y la mandó al córner. Una tapada que valió un título.

Con el 1-1 en el tiempo reglamentario, el partido fue a tiempo suplementario. Neuer volvió a demostrar su gran categoría y salvó a Bayern. En la réplica lo aprovechó el equipo, que no renunció a atacar y encontró un cabezazo del ingresado Javi Martínez para poner el 2-1. El español, en su último partido en el club, dejó caer lágrimas de emoción en su festejo.

Sevilla ya no tuvo frescura para ir por la igualdad, pese a su enorme entrega. Bayern dominó los minutos finales y se quedó con un nuevo título.

Compartir