Tres destinos agrestes para disfrutar en la provincia de Buenos Aires

En diferentes puntos geográficos de la provincia de Buenos Aires existen diversidad de propuestas para viajes de corta estadía o escapadas de fin de semana.

Villarino: Se trata de un destino con grandes playas y espacios naturales de belleza inigualable. Perfecto para encontrar el descanso, la aventura y escapar de la cotidianidad. Uno de sus lugares imperdibles es la laguna La Salada, excelente para realizar actividades deportivas.

El municipio realiza la reconocida Fiesta Nacional del Ajo, una celebración que homenajea a aquellos inmigrantes que sembraron esta hortaliza en la región.  Animate a visitar una de las zonas más australes de nuestro territorio.

Olavarría: En los alrededores de Olavarría los atractivos se suceden entre geografías agrestes. Este destino, situado en el centro de la Provincia, nos regala  paisajes cambiantes flanqueados por espejos de agua. Si estás buscando una buena práctica de pesca podés visitar la Laguna Blanca Grande, hogar de pejerreyes y carpas.

En estos pagos, también se puede disfrutar del Festival Nacional de Doma y Folclore, celebración que propone un circuito de peñas con elección de la embajadora de la fiesta y las tradicionales jineteadas.

Guaminí: El distrito de Guaminí, ubicado en el oeste bonaerense, sobresale como destino turístico por las postales mágicas que reflejan los atardeceres sobre sus espejos de agua. Las lagunas del Monte, Alsina y Cochicó sorprenden a quienes las visitan por su gran riqueza animal y su exuberancia vegetal.

Pionero en la producción agroecológica de alimentos, ofrece a sus visitantes productos regionales frescos para saborear. Guaminí representa una experiencia de viaje excelente para conectar con la armonía de lo natural.

Desde el norte hasta las zonas más australes de nuestro territorio, los diversos colores y tonalidades dibujan bellos paisajes. Encontrá una pausa en tu rutina y descubrí algunos entornos agrestes para disfrutar.

Compartir