Un renovado clásico de todos los tiempos, la Pick Up Ford F-150

La Ford F-150, es la reina de la Serie F del Ovalo y leyenda en la historia de las Pick-Ups.

El primer antepasado de la robusta Serie F data de 1948, cuando Ford empezó a ofrecer desde la F-1, con capacidad para media tonelada, hasta la F-8 mucho más grande.

En 1953, con la llegada de la segunda generación, la marca aumentó la capacidad y potencia del motor y renombró la línea: la F-1 se convirtió en F-100 e integró las F-2 y F-3 como F-250. La F-4 se convirtió en F-350. Con la cuarta generación empezó luego el vínculo con los usuarios de Argentina, ya que en 1959 llegó aquí la primera F-100.

En 1961 Ford introdujo la cuarta generación de la Serie F, más baja y elegante, que además estrenó la revolucionaria suspensión delantera “twin-I-beam”. Por su parte, la versión con cabina extendida SuperCab introducida en 1974 tenía asientos más cómodos para uso familiar.

En 1975, Ford sustituyó a la popular F-100 por la F-150 con mayor capacidad. Y ya en 1977 la Serie F conquistó el liderazgo de ventas que Ford mantiene hasta hoy.

La renovada Pick-Up F-150, está equipada con un motor 5.0 V8, de la familia de impulsores del Mustang, que entrega una potencia máxima de 400 CV y está acompañado por una caja automática de 10 velocidades.

Esta caja ofrece cinco modos de conducción: Normal, Tow/Haul, Sport, Snow/Wet y EcoSelect que se combinan con las posibilidades de tracción: 4X4 baja, 4X4 auto, 4X4 alta y 4X2.

Para optimizar la conducción todo terreno, la F-150 también incluye un paquete especial con Control electrónico de descenso (HDC), amortiguadores delanteros off-road, protectores para tanque de combustible, caja de transferencia y diferencial delantero, y el bloqueo del diferencial trasero.

Un clásico indiscutido de Ford, que por estos días se vuelve a poner de moda para el deleite de los amantes de este segmento automotriz.

Compartir