En Plena Ciudad de Buenos Aires, la emblemática Biela de Recoleta

La Biela es un representativo bar de Buenos Aires, ubicado en el corazón de la Recoleta. Emplazado en el 600 de la Av. Presidente Quintana.

Una pasión gastronómica que comenzó a mediados del siglo XIX, y que fue renombrandose hasta alcanzar finalmente “La Biela”. Conservando su esencia inicial, se convirtió en el lugar de encuentro predilecto los ciudadanos porteños. Uno de los bares más históricos y prestigiosos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que se presenta como la cita obligada del turismo.

Hace más de 150 años, en lo que ahora es el magnífico barrio de La Recoleta, sólo se contaban algunas unas pocas casas, el convento perteneciente a los monjes recoletos , una bella Iglesia y uno de los cementerios tradicionales de Buenos Aires. A pocos metros, en las barrancas que daban al Río de la Plata, se estacionaban las carretas de la elite.  Entre el bullicio de las lavanderas y las peleas de los cuchilleros, se erguía una edificación que, según grabados de la época, pudo ser el primer sitio gastronómico de la zona, el mismo sitio donde hoy está La Biela.

A partir de aquí la historia es conocida. La inclinación tuerca queda representada en las paredes de La Biela y el lugar es concurrido por ilustres personajes, adquiriendo fama mundial. Sus mesas han sido visitadas por infinidad de turistas, políticos, empresarios, deportistas y muchos más. Personajes con poder Real o Democrático, como los Reyes de España o los Premieres de varios países. Artistas de la calidad de Adolfo Bioy Casares, Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges, Julio Cortazar, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Facundo Cabral, Pérez Celis. Actores y actrices de todos los medios. Corredores de Fórmula 1 de distintas épocas, como Jackie Stewart o Emerson Fitipaldi. Futbolistas famosos y una lista interminable.

Detrás de la barra hay fotografías tomadas por el escritor argentino Adolfo Bioy Casares, quien era uno de los habitués. Es decir, de los que solían frecuentar el café y lo hacía junto a su amigo y escritor Jorge Luis Borges. Como parte de la Biela, esta la mesa original en su lugar donde los dos escritores se juntaban es esa, su mesa.

Otra placa de bronce colocada en la entrada nos informa que en el año 1999, La Biela fue declarada“Sitio de Interés Cultural” por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Motivos no faltan.

Así, el tiempo se detiene un poco en la febril Buenos Aires cuando nos instalamos en una de sus mesas y disfrutamos de la excelente gastronomía de La Biela, al abrigo de su historia viva que nos convoca, nos envuelve y nos deleita.

Compartir